miércoles, 30 de noviembre de 2011

100.

Si estoy tan mal, ¿por qué no puedes escucharme por las noches?
Si veo que no te importa, si a nadie le importa, y todos hacen cosas dañinas.
De un grano, una montaña. De una frase, un mundo. Nada se nos queda pequeño cuando creemos que nos hacen daño. Pero, ¿y si no nos hacen daño? ¿Y si nos protegen de lo que otros pueden herirnos?
Te ponen una capa invisible que te hace diferente de repente. Y no estás agradecido porque sigues pensando que los malos son ellos.
Has madurado, has cambiado tú, y has cambiado tu mundo.
Hay una persona que te lo ha puesto patas arriba, pero ya no te sientes herida, porque ya te han abierto los ojos, y te han hecho ver la realidad.

martes, 29 de noviembre de 2011

99.

-Hay personas en este mundo, joven Dani, que te alimentan con sólo verlas. No necesitas más. Te dan energía...



Si tú me dices ven, lo dejo todo, pero dime ven.

lunes, 28 de noviembre de 2011

98.

El frío era intenso. Las manos cada vez sentían menos, y los labios cada vez eran más morados. No sabía a dónde iba. Pero quería llegar antes de perder los dedos de los pies. ¿Se le podía congelar el cerebro viva?
Entonces lo vio. Su casa. Con la chimenea echando humo, y la ventana con la luz encendida. Sabía que no debía. De los errores se tenía que aprender. Pero a ella eso de aprender no se le daba muy bien; y el frío intensificaba las ganas de estar entre sus cálidos brazos.
Ya había tropezado varias veces con las misma piedra. Y siempre que se levantaba, volvía a dirigirse hacia ella con el mismo propósito que las anteriores. Y una parte de ella le intentaba hacer recapacitar. Ya no podía ser esa niña ingenua que se dejaba llevar y acababa haciéndose daño. Tenía que madurar y ser adulta....pero madurar tampoco era lo suyo. Así que siguió hacia delante, atravesando la fría noche. Ya le tocaría madurar más tarde. Mientras tanto, se equivocaría una vez más.

domingo, 27 de noviembre de 2011

sábado, 26 de noviembre de 2011

96.

Las mejores ideas para mí son las más ridículas para ellos. Y las más idiotas para mí son las que más les agradan.
Rara de mí.

viernes, 25 de noviembre de 2011

95.

Están los que echas de menos, pero no quieres admitirlo; los que se lo dices, pero tampoco haces nada por verles. Los que te quieren y te lo dicen; los que además lo demuestran, y los que te hacen dudar.
Están los que te saludan, los que pasan, los que te abrazan con confianza, y cuyo contacto no quieres perder.
Están los que te besan en la mejilla, los que te aceleran el corazón simplemente por la proximidad. Los que buscan tus labios, y te buscan a ti. Pero no te dejas encontrar.
Los que se ríen de tus gracias sin que la tengan, los que te ven llorar, los que te abrazan y dejan que llores, y los que secan las lágrimas y las transforman en una risa que te hace olvidar (al menos por el momento).
Están los que saben cuándo no quieres, los que insisten, y los que te dan tiempo. También los que se arrepienten, los que quieren tu perdón. O más, te quieren a ti, pero tardan en darse cuenta.
Los que no te importa que oigan lo mal que cantas, y con los que apenas susurras la letra.
Están con los que te vas por la Gran Vía, y con los que te vas por los pasillos. Quien te ve, y te grita para que te des cuenta, y los que se quedan callados esperando que no les veas.
Hay muchos, todos diferentes, y algunos especiales. Y siempre unos más que otros.
Y tú, Xus, siempre vas a estar aunque tú a mi no me incluyas más.
Eres de los primeros de todo esto, rubio.

jueves, 24 de noviembre de 2011

94.

No es mi media naranja, ni mi alma gemela. Es más, casi no le conozco. Mentira. Es más que eso:
Es a quien destacar de tus amigos poniendo un "mejor" delante. Es una mirada hipnotizante en un laberinto de necedades; una palabra inteligente ante la ausencia de sabios. Es color. Ilusionismo. Es risa que sustituye a lágrimas. Es el momento de calma que precede a una tormenta de locuras. Pero, sobretodo, es no saber con un "gracias" agradecer lo que alguien tan grande hace por ti.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

93.

And the days just go by, leaving questions in my mind. I guess I'll find the answers someday in another life.

martes, 22 de noviembre de 2011

92.

Miraba en todas direcciones, anhelando alguna presencia.
Recorría las calles de Madrid buscando momentos que detener en su Canon.
No se detenía, pese a que le sobrara tiempo. El café se le enfriaba en casa, y ella seguía por ahí. Volvería a aquel lugar, aquellas fotografías que dolía solo de verlas las volvería a hacer.
Volvería a pedirle ver su espalda, y recordad  sus lunares, e intentar sanar sus cicatrices. Pero se quedaría siempre con las ganas. Haría lo que fuera por ver...por verle a él.
Todo cambiaba, el tiempo pasaba, y con él las manos que surcarían su espalda.
La que tantas veces le había servido de almohada.
Y cuyo calor añoraba desde que empezó a hacer frío.
Y no tenía dónde resguardarse.

lunes, 21 de noviembre de 2011

91.

-Hay veces en las que, simplemente, te gustaría ser como los demás. No ser tan...diferente. No tener malos momentos marcados en tu piel, y, reír con tus amigos a carcajada limpia...
Lo que no sabes es que tú no estás hecho para ser como los demás, sino para ser como eres tú mismo: especial, y único. Y sólo puede apreciarlo la gente que al final te acaba mereciendo la pena.
Los que resultan ser imprescindibles, y más tarde, insustituibles.

domingo, 20 de noviembre de 2011

90.

A veces lo único que necesitas es el máximo de volumen, el mínimo de realidad, y mucho, mucho desahogo.

sábado, 19 de noviembre de 2011

89.

Careces de valor. No ganas con el tiempo, sino que a medida que pasa, vas sacando más detalles tuyos a la luz. Y es obvio el por qué los has intentado ocultar hasta ahora. Te diría que aprendieras a respetar para que hicieran lo mismo contigo. Nos compadecemos de ti, no nos das respeto, si no otra cosa bastante distinta. Crece, abre los ojos, y date cuenta de que el mundo sigue girando aunque tú te empeñes en pararlo. Que si juegas con fuego, se te acaba yendo de las manos: de ahí tus quemaduras. Y que si dices perdón, dilo de verdad.

Jamás pienses que somos como tú.

viernes, 18 de noviembre de 2011

88.

Decía que su destino estaba escrito en estrellas negras. Que sí era posible, y que sólo se asustaba con un Tenemos que hablar. Que estaba harto de todo, de todos; y que nunca era problema suyo. Su modestia decrecía a medida que aumentaba su ego. No estaba bien, bueno, en verdad, nadie lo estáLe sobraban horas a sus noches, y necesitaba energía por las mañanas. El recorrido de tu mano hasta tu hombro se lo tomaba con calma, como si quisiera comprobar que cada poro de tu piel se estremecía a su tactoEsto era un hecho. Mataba el tiempo entre poemas de Bécquer, y televisiones encendidas a las que nadie prestaba atención. Le llamaban iluso, y Alejandro, que para él era lo mismo.
Su mundo se resumía en ella, ella, y ella. Pero aquello no era recíproco. Y tarde o temprano, las diferencias se notan, los pilares ceden, y la "perfecta" estructura de su mundo, se viene abajo.
O, simplemente, se va.

jueves, 17 de noviembre de 2011

miércoles, 16 de noviembre de 2011

86.

En esta vida hay miradas que enamoran y gestos que matan. Hay malos, buenos, y caballos lentos que ayudan a ganar a los segundos. Hay princesas de verdad, y otras que se lo creen. Hay sapos que dicen ser príncipes, pero que sólo buscan algo de cariño. Hay coches lujosos, dinero oscuro, y pobreza en el sur. Hay cosas intensas que no se ven, y a las que llamamos sentimientos. Están los bonitos y los feos. Y los más fuertes aquí son el amor y el odio; y en las películas siempre gana el primero.
Hay cosas pequeñas que valen mucho, y cosas grandes que se desprecian. Hay sueños, y miedos, relámpagos y truenos que te pueden asustar. Enfermedades, y curas, aunque no para todas. Hay asesinatos, y palabras que te rompen. Ambos duelen, pero sólo unos son definitivos. Hay momentos inolvidables y escenas que te gustaría no recordar. Sangre y esfuerzo que no se ven recompensados. Hay premios por cosas que haces bien, y palabras hirientes cuando erras una vez más. Hay críticas que te destruyen, y personas que te ayudarán.
Y luego, estás tú, porque lo mejor siempre va al final.

martes, 15 de noviembre de 2011

85.

¿Sabes cuando tienes la sensación de que estás buscando algo y no sabes lo que es?


Debe ser que aún no te has fijado en que estoy aquí.

lunes, 14 de noviembre de 2011

domingo, 13 de noviembre de 2011

sábado, 12 de noviembre de 2011

82.

Ojalá no tengo tanto miedo cuando llegue el final.
Por mi torpeza, por mi falta de fuerza y mis ganas de gritar cuando las conversaciones terminaban con un portazo. Porque durante un tiempo fui "tu chica", hasta que hubo un plural. Por no dormir pensando en dónde te habías metido, y ver en tus ojos un miedo que compartíamos.
Por todo eso. Debilidad, y demás.
Por no decir nada, pero saberlo todo.

viernes, 11 de noviembre de 2011

81.

Del amor al odio hay un paso. Y del odio al olvido, una distancia mayor. Pero algun@s tienen la directa puesta.

jueves, 10 de noviembre de 2011

80.

Soy libre de ir y venir. De saltar, darme la vuelta o reír hasta reventar. De no maquillarme, ni ir a la última. De cantar bajo la lluvia, o usar un peine como micrófono. De escuchar My Chemical Romance, Good Charlotte, y Bon Jovi. De sonreír a desconocidos, y aceptar cumplidos.
Soy libre de decir "no", y dar oportunidades. Soy libre de ti, y de mis celos. Ahora soy libre. No estoy echa para estar en una jaula. Necesito moverme, hablar mucho, y, si me apetece volar. Pero lejos de ti, porque ahora sí, se acabó.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

79.

No te sientas nunca mal por ser diferente.
Es lo que te hará especial a sus ojos.

Es lo que te hace especial a los míos. H.

martes, 8 de noviembre de 2011

78.

No todo está escrito. Y si no, siempre nos quedará algo de tippex para borrarlo.

lunes, 7 de noviembre de 2011

77.

Lo peor del ser humano es que es capaz de destruir lo que desee si tiene el poder necesario para hacerlo.

domingo, 6 de noviembre de 2011

76.

Y si intentas moverte cuando estás paralizado. Deja pasar la luz aunque sea opaco. Y siendo opaco ilumina un día gris con sólo sonreír. La diferencia entre perderte y perderse es que o eres tú, o soy yo. Nunca podemos ser los dos. Es como por las noches, hace frío. Pero por el día, un abrazo te da todo el calor que necesitas. Compi, ven a mi lado. Que nos quedan muchos exámenes que suspender, y muchos aprobados que celebrar. Y si hueles a tabaco, no importa. Porque eso es lo bueno; que tu olor es sólo tuyo, y que cuando me abrazas, me llevo algo de ti conmigo.

sábado, 5 de noviembre de 2011

viernes, 4 de noviembre de 2011

74.

¿De qué sirve que te diga que no dejo de pensar en ti desde que me despierto?¿De qué sirve que a veces no puedo ni pensar con claridad ni hacer bien mi trabajo como es debido? Explícame qué gano diciéndote que únicamente siento miedo como los demás, cuando pienso que pueden hacerte daño. Esa es la razón por la que estoy en este porche Ivy Walker. Temo por tu seguridad por encima de todo. Y sí, bailaré contigo en nuestra noche de bodas.


El bosque.

Puedo morir una y mil veces de amor después de ver esta escena.

jueves, 3 de noviembre de 2011