domingo, 8 de abril de 2012

170.

Son el vacío y el sentimiento de lejanía que has podido sentir. Las palabras que has creído escuchar, las que quieres escuchar, y las que realmente llegan a tus oídos. Es tu mirada que tiene la mala costumbre de dirigirse al suelo, para mirar dónde pisas en vez de lo que hay alrededor. Son las canciones que te traen recuerdos, y los recuerdos que resultan ser canciones vividas. Es una esperanza de la que hablan Red y Andy, y quieres dar la razón al segundo, aunque con frecuencia te quedas con la realidad, que se asemeja más al punto de vista del primero. Es Every Breath You Take sonando en tus auriculares a las tantas. Eres tú. No son sueños, son metas inalcanzables, carreras interminables, secretos inconfesables. Marcas externas y cicatrices más profundas. Es Bon Jovi intentando llenarte de motivación. Intentándolo. Una guitarra desafinada, y muchas historias que desean ser escuchadas, pero que nadie les presta atención. Bueno, puede que alguien sí. Son decepciones, y giros de noventa grados antes de meter quinta. Porque alguien acaba cambiando de opinión, y una condicional concedida lo verifica. No tiene que ser malo todo lo que no irradia color. Andy y Red se reencuentran, como tus ojos con las lágrimas. Porque aunque aparezca el cartel de "FIN", puede ser una tapadera, y la historia continúe detrás de esas tres letras, Esas tres letras que en ocasiones deseamos que lleguen, y en otras rezamos porque no hagan su aparición.

Somos nosotros los que corremos el telón.

domingo, 1 de abril de 2012

169.

Resulta duro pensar en protegerte para protegerle. Estar cerca pero sentir a años luz. Resulta duro pensar en que tiene que pasar largo tiempo para saber cómo está. Que fue durante meses y seguido. Todos los días con un miedo permanente. Diciéndole que iba a estar hasta el final. Un único final. Sólo le valía eso. Es bonito pensar que habló de ello durante 103 minutos. Que le puso título, que no sólo lo consiguió él. Lo peor es saber que no siempre acaba así. La mitad. Incompleto. Requiriendo lo que falta, pero esto no es escuchado. Sentir y vacío. Dejar morir lo que un día te dio el aliento que necesitabas para vivir.
Era una pieza deteriorada de un puzzle, a la que alguien encontró valor. Una pieza dañada contigua a ella, y esos daños hacían que fuera más fácil su unión. Pero alguien lo desmontó, y una quedó aún más deteriorada que la otra.

miércoles, 28 de marzo de 2012

Inciso.

He borrado algunas entradas por motivos personales. Necesitaba un cambio, y no me valía con sólo modificar el diseño. También añadir que últimamente no estoy muy inspirada...pero no creo que tarde mucho en cambiar eso, espero.
Un saludo, gracias a todos por seguirme y pasaros.

martes, 27 de marzo de 2012

168.

Seguía viendo su existencia pequeña e inútil, a la vez que innecesaria. Las sombras se reflejaban en el cristal, atravesándolo y rozando la punta de sus dedos, que sobre el frío suelo, no recordaban lo que era el calor. El único que refugio que había encontrado era una pared, una manta, y unas lágrimas que empañaban sus ojos. En algún lugar había leído que "la vida es bella". Pero ella no pensaba de esa forma. La vida era la vida, dura para los que menos se lo merecían, y buena para los que pisaban a los demás.
Y ya la habían pisado muchas veces. Ya la habían dejado huellas.
Huellas que dolían cada vez que respiraba.

jueves, 22 de marzo de 2012

167.

Estoy perdida, desorientada. He perdido el rumbo hace tiempo. Siento que todos a mi alrededor saben de dónde vienen, a dónde van. Pero yo vago por aquí como buscando algo, y no tengo ningún camino que seguir, como si estuviera deseando encontrarlo. Deseo encontrarlo. Todos son felices. Saben lo que tienen, saben lo que necesitan, luchan por conseguirlo; pero yo me limito a dejarme llevar, a que me den lo que ellos quieran, y no lo que yo pueda decidir. Me siento controlada, pero tampoco hago nada para cambiar esto; pierdo el control, si es que me queda algo de él. No tengo ninguna meta, no tengo ningún propósito, y veo a los demás con las cosas tan claras que me asusta el hecho de poder quedarme atrás. No sé qué me pasa, pero llevo así bastante. Todos tienen una medida que les ha proporcionado el mundo, y yo no doy la talla, me lo hacen saber, me lo recuerdo a mi misma. Soy la mejor de los perdedores. Ellos luchan por lo que quieren, ellos consiguen lo que quieren. Yo no sé lo que quiero, pero me dejo vencer.

lunes, 19 de marzo de 2012

166.

Al igual que escucho música para evadirme del mundo, escribo porque siento que hay tantas idioteces en mi que necesito sacarlas fuera de vez en cuando. Tengo la sensación de que me empeño en recordar cosas, porque me hicieron sonreír, o me hicieron sentirme una mierda. Porque no recuerdo cómo me lo pasé en las vacaciones de hace 3 años. Pero sí la sensación que tenía en el estómago cuando fui a Málaga tras la muerte de mi abuelo.
No recuerdo la fiesta de mi cumpleaños de hace ocho, pero sí la vez en la que pasé a su lado y no pude pronunciar una palabra. Ni siquiera recuerdo algún premio que gané y esbozo una sonrisa. Pero sí lo hago cada vez que me acuerdo de una canción que me marcó, y sigo escuchando. Nunca había pensado lo que es la vida, hasta hoy. Es tan fácil como la unión de lo que vivimos y hemos vivido. Lo que hacemos y lo que recordamos de ello. No nos podemos quedar con todo, desde luego. Pero lo que se va con nosotros es nuestra vida. Creo que no hay más, todos esos recuerdos eres tú, y la gente que te rodea, pero sobretodo tú. Y no de forma egoísta, simplemente porque tú has sido partícipe de ellos, y los conservas por su valor, tanto si son dolorosos como si son lo mejor que te ha podido pasar.

sábado, 17 de marzo de 2012

165.

Nunca supe lo que significaba "ser un héroe" para alguien. Al principio pensé que era la persona capaz de salvarte la vida, o de darla sin nada a cambio. Pero luego descubrí que hay héroes que siguen recibiendo más de lo que dan, y dejé de confiar en que existieran. Más tarde, me volví a plantear la misma duda. Y lo único que vino a mi cabeza fue su nombre, y sus palabras bañadas en notas. ¿Qué es un héroe? Me pregunté, y me respondí a mi misma. Un héroe es una persona capaz de decir lo que sientes, y de hacerlo de forma que le escuches, y sepas que nadie podría definir mejor por lo que estás pasando, o has pasado. Para mi un héroe es aquella persona que te hace emocionarte desde el momento en el que das al play.


Sí. Él.

jueves, 15 de marzo de 2012

164.

Crecer no era cosa de altura, y eso era lo que pensaba el resto, pero no ella. Se le hacía difícil dar más importancia a aumentar los centímetros que te alejaban del suelo que a usar lo que tenía dentro de la cabeza con madurez.
Madurez...¿por qué tenía 12 años y pensaba como alguien de 20? No entendía. Veía a algunos de sus compañeros tirando la casa por al ventana. Deshaciéndose de sus estudios, empezando a fumar y a beber a su edad. Le apenaba aquello. Pero no podía ponerle solución. Ella no debía ser un ejemplo a seguir. Y sí seguir el camino de hermanos mayores y demás gente que había empezado igual, y había acabado peor.
Cerró los ojos e intentó volver a dormir. Siempre había pensado que el mundo en el que vivía era demasiado raro para ella. O que ella era la rara. Que era demasiado imperfecta para el suelo que pisaba y los hechos que la rodeaban. Y era cierto. Era demasiado imperfecta. El mundo la había hecho imperfecta para él, pero perfecta en la pequeña parte que le correspondía de este.

martes, 13 de marzo de 2012

163.

Medio burn en el cuerpo. ¿Uñas? ¿Me queda de eso? Pasadas las diez de la noche, no aparecen. Suena Paramore, pero no oigo a Hayley. Les sigue Muse, e intento concentrarme en "Hysteria"(nunca hubo un tema mejor escogido para este momento). Empieza a sonar otra canción. No aguanto, por favor, no os hagáis más de rogar. La canción que sonaba se para a la mitad. Se apagan las luces. La muchedumbre les llama, les pide que no nos hagan esto más tiempo. Suenan los acordes de una guitarra. Fuertes; y simultáneamente unas luces se encienden y se apagan conforme se extingue el sonido. Una, dos, tres veces, cuatro...y aparecen. Los cinco en el escenario. En quien menos me fijo es en Chuck, puesto que está al fondo. Creo distinguir a Seb por detrás también. Y a David y a Jeff. Y en el centro él. Saltando y moviéndose como si tuviera catorce años, en vez de superar la treintena.
Shut up suena en mis oídos con tanta intensidad que pienso que estoy en primera fila y no en...¿décima? Da igual.
El caso es que los cinco están ahí. 115 días esperando a tenerles delante, escuchando la música. Su música. La que descubrí hace tres años cuando todo era tan horrible que pensaba que no había nada peor.
Pero Youtube y su nombre cambiaron eso.
Gracias por esta noche bañada en sudor y adrenalina. Os esperamos.
Vistalegre. Un 12 de marzo inolvidable.

jueves, 8 de marzo de 2012

162.

Llevaba días sin pensar en ti. Había acabado cediendo en tu recuerdo, a empezar a olvidar. Se acordaba de las ganas que tenías de estar con ella, de cómo la mirabas y pensabas que ella no se daba cuenta, pero desde entonces ya no lo hacia. Marzo, y el número doce estaban a la vuelta de la esquina, y los escalofríos que correspondían a aniversarios no deseados llegaban. No duele, pensó, ya es pasado. Pero las heridas se volvían a abrir, y el recuerdo de su mirada oscura en una habitación en Roma eran de repente más familiares.
Llevaba días sin pensar en ti, pero había acabado cediendo, a empezar a recordar.


Taiyuan, 26 de febrero de 1992.

lunes, 5 de marzo de 2012

161.

El hielo ya había llegado a ella. Entumecida era poco. Podía ser un glaciar, a la deriva, único, y grande. Muy grande, de aquí a Moscú. Le faltaban kilómetros, y le sobraban ganas de visitar hasta el último centímetro del mundo. Era predecible, aunque sus propuestas eran peculiares. Una caravana para recorrer Europa, una motocicleta para vagar por los Estados Unidos, ... Le habían enseñado a sobrevalorar las cosas, y aunque había sabido conllevar las decepciones, había valido la pena; ahora tratando de hacer surf en costas brasileñas, ahora descubriendo miles de islas en Oceanía...
Se iba a perder muchas cosas, pero también se iba a llevar unas cuantas con ella.




Quebec. 4 de septiembre de 1970

viernes, 2 de marzo de 2012

160.

¿Crees que el tiempo está para dejar verlo marchar? ¿Piensas que las anécdotas que cuentan están preparadas ya? Las miradas dirigidas a ti que no han aparecido, las palabras que te has perdido, y las risas que no has vivido para tener que secarte las lágrimas, y que te digan lo rojo que te has puesto.
Piensas que sentado delante del televisor, esperando a que empiece el programa de las seis, y rezando porque algo cambie, esto va a suceder.
Sal, averigua su portal, su piso, llama, y di quién eres. Ella está esperando. Tienes que empezar algo.

martes, 28 de febrero de 2012

159.

Dado que mis ganas de verte son inversamente proporcionales a las probabilidades de que aparezcas, y las apariencias pueden decir, pero no confirmar, dudo que hayas conseguido despegarte de su sonrisa. Y del sonido de su voz. Qué raro, se pregunta ella: Apenas hemos empezado y ya quiero que termine. Pero claro, vuelves a pegarte a su cuello y se le olvida la estupidez que pensó hace unos segundos.
Y es que sientes que estás tan lejos de todo que se te hace fría la distancia. Tanto, o más, que tus palabras, que parecen témpanos de hielo, y transmiten frío a la nada ¿Querías más espacio?

Por lo menos ya no puedes dañar a nadie.

domingo, 26 de febrero de 2012

158.

Puedes guardarlo todo, todo lo que sientes, dentro muy dentro de ti. Bajo capas y capas de orgullo que protejan algo que no deseas que salga a la luz. Mientes, y dices que no sientes nada, porque la nada, a nadie le interesa. Mas cuando alguien dice lo mismo, tú le conoces demasiado como para saber que debajo de ese nada hay un montón de palabras que desean ser escuchadas. Y luego lo piensas, y caes en que tu nada, bajo la que se esconde todo, a pasado desapercibida ante esas personas que deberían conocer tus miedos, tu orgullo, e intentar ir quitando capas hasta llegar a ella.
El caso es que últimamente ella pregunta, pero ninguna persona le pregunta a ella.
Y se supone que todo el mundo tiene alguien que pregunta.
Pero, en esto, como en todo lo demás, no es más que un eslabón perdido. No pertenece aquí ni allí, a nada ni a nadie. No necesita a nadie. Nadie la necesita a ella.

viernes, 24 de febrero de 2012

157.

Son fronteras, aparentemente cercanas, las que te parecen únicas oportunidades de salir de pesadillas que se repiten, por las que te niegas a dormir. No necesitas enemigos, bueno, no más. Dicen que no te entienden, pero si ni siquiera se han parado a oírte, ¿cómo pueden juzgar ya? Les han llenado de absurdas ideas que les controlan, les han manipulado, y tú te has quedado aislado. El raro, el diferente, el excluido. No recuerdo cuándo te vi por primera vez, sólo que pedí que no fueras como ellos.

Y, no me conocías, pero tampoco defraudaste.DN.

miércoles, 22 de febrero de 2012

156.

Las cosas habían cambiado. Gente le había fallado, y había sido decepcionada por ella. Se hacía daño reprochándoselo una y otra vez. Tu culpa, tu culpa. Quería saber si en el mundo había alguna verdad. Un rayo de esperanza que tenía le decía que sí, que había cosas buenas. Pero la realidad seguía demostrándole lo contrario.


Pero era verdad, no veía más que reflejos.

jueves, 16 de febrero de 2012

155.

Ella pensaba que las rupturas eran dolorosas, pero veía a mucha gente decir adiós a personas que se convertían en pasado, y otras se convertían en presente a los pocos días. No sabía cómo había tanta facilidad para esos "te quiero", tanta rapidez para esos "para siempre", y tantos parecidos en esos "no hay nadie como tú". Para ella había una persona que cumplía todo eso, pero a la que no podía confesárselo. Distancia y timidez eran dos factores en contra. Pocos, pero importantes. La diferencia estaba entre las cosas que ellas pensaba, las que quería decir, y las que realmente decía. Se ahorraba muchas, por miedo a hacer daño a personas que ya lo habían hecho. Pensaba que era injusto decir cosas malas sobre otra persona.
Pero no peor que hacerlo sin que esta estuviera presente.

Por aquello de poder defenderse y tal.

lunes, 13 de febrero de 2012

154.

Paredes reflectantes, imágenes reiterativas. No hay fuerzas, y el suelo se convierte en un pequeño refugio. Sirenas en la calle, ¿qué está pasando? Que el mundo se ha estancado en el vacío, que a ti ya te había consumido cuando ocultaste tus pequeñas pupilas entre tus párpados. Murmullos, algunos cercanos, y otros no tan próximos como preferirías. Piensas que la palabra inutilidad fue específicamente creada para tu persona. No sientes frío, no sientes nada, todo escondido en tu mirada, quien a su vez está escondida en la sombra que crean tus pestañas. "Cerca del precipicio" dice la canción "en plena caída" piensas tú. Lo que tendría que haber sido a tu manera dependió de la suya. Hay muchas luces, cabezas vacías, y palabras sinceras. Tanto que esa sinceridad duele. Esa verdad escondida, donde esperaba para salir, y herir a su paso. Moteles de carretera historias de habitaciones, palabras ausentes, gestos presentes. Mentes mareadas a causa del alcohol, recuerdos borrosos de alguien pequeño. Tanto, que sólo una persona se detuvo para descubrir lo grande que era en verdad.
Y ella agradeció su llegada; lloró su marcha.

sábado, 11 de febrero de 2012

153.

A veces, las cosas tienen fácil solución. Pero nos negamos a verlas, por miedo...a que acabes confundido, y a que todo cambie por una mala decisión.

miércoles, 8 de febrero de 2012

152.

Múltiples diferencias en sólo una persona. ¿Defectos? Muchos. ¿Virtudes? Incontables. Se supone que lo único que sientes es su compañía. Y lo siento,constante, aunque esté a media hora de aquí. Es luz, es calor, es esperanza, es amistad. Es palabras necesarias, es lógica y misterio. Es inteligencia y ternura. Es mis mejores minutos, es mi enigma. Y a la vez mi respuesta. Despistado, algo torpe, realista, insistente...
Me faltarían palabras...horas para decir todo lo que es. Pero nunca dudaría de que es un fallo.
Él es mi acierto. Alguna vez tenía que dejar de equivocarme.

martes, 7 de febrero de 2012

151.

Cómo jode ver que tú no consigues algo que deseas, y otro lo hace sin más, ¿eh?
Pues si no lo sabéis, os aseguro que os jode eternamente. el día

lunes, 6 de febrero de 2012

150.

El sol la cegó por un momento, antes de bajar la mirada y ver pequeñas manchas de colores a causa de haber mirado al astro rey directamente. Cuando se pasó, vio que Josh iba hacia ella, apartó la mirada, azorada, y echó a caminar en dirección contraria. No tardó en alcanzarla, sintió como si sus pies se elevaran del suelo cuando él le tocó el brazo.
-¿De qué huyes?-dijo con esa sonrisa. Esa sonrisa que hacía cuarenta y ocho horas no veía en ese rostro.
-No huyo...ahí hacía frío-se defendió como pudo.
-Pensé mucho en lo que me dijiste.
Ella no contestó. Sintió el rubor en sus mejillas. Siempre hablaba de que no era bonita, y nadie le convencía de lo contrario, por eso siempre estaba en el bosque, siempre estaba consigo misma. Y, por alguna extraña razón, Josh había llegado ella, y había entrado en el bosque, en su bosque, y en su pequeño mundo.
-Ah...-añadió finalmente mirando al suelo.
-¿Sabes qué conclusión saqué?
Moría por saber qué pensaba, pero a la vez sabía que su respuesta podría doler, por lo que se quedó en silencio, esperando que no contestara, pero Josh si tenía algo que decir lo decía.
Cogió su cara entre sus manos, y la miró fijamente a los ojos, ella al principio se negaba a fijar su mirada en la de él; pero una vez lo hizo, no pudo apartarla, hipnotizada por sus ojos castaños.
-Pienso que no debes torturarte. Que eres bonita tal y como eres, no. No eres bonita, eres preciosa, y si dejas que te convenzan de lo contrario es porque no se han fijado en ti. Además, no es sólo por lo guapa que eres, eres  una persona increíble. Y eso cuenta mucho más. Porque, al fin y al cabo, ¿el físico es tan esencial? ¿Acaso el físico de una persona va a estar presente cuando la necesites? Cuando necesites un abrazo suyo, y que te diga que está bien, que esté allí. Eso una fotografía no puede solucionarlo, ni lo guapa que ella sea. Eso es una virtud tuya. Encontrarás a alguien que te sepa querer por lo que eres, porque sabes cuidar de lo que quieres. Que te importa más los sentimientos de esa persona más que los tuyos. Eso alguien sabrá valorarlo.
Se quedó unos segundos callados, acariciando sus mejillas con los pulgares. Ella vio una luz en sus ojos que pocas veces había visto. Sólo cuando miraba a Pam, la chica que ocupaba el pensamiento de Josh.
-¿Crees...crees que ya he podido encontrar a esa persona?-se aventuró a preguntar.
Él pareció relajarse. Haciéndola sentir que aquello era una llamada a la realidad, que quería despertarla para que viera lo no tan obvio, pero al fin y al cabo, cierto.
-Sí...creo que sí.

domingo, 5 de febrero de 2012

149.

Si el destino está escrito no sé qué hacemos que no intentamos averiguar cuál es el nuestro y nos deshacemos de tanta intriga. ¿Acabaré a su lado? ¿Me darán el empleo? ¿Ganaré? ¿Perderé? Creemos vencer a la lógica aunque es una lucha sin fin. Apostamos por el espectáculo porque demostrar simplemente que puedes es escaso. Saludamos por educación, y no todas las despedidas saben mal. Que las estadísticas estén en tu contra no quiere decir que vayas a fallar. Si están ahí, es porque alguien lo ha conseguido, aunque más no lo hayan logrado. Y es verdad que las derrotas te hacen más fuerte, pero no las puedes celebrar.

También por eso suelen costar.
Me están matando los exámenes. Lo siento mucho.

miércoles, 1 de febrero de 2012

148.

Deshojar margaritas, porque esperanzas hay pocas, y decides ponerlas en lo primero que encuentres. Paseos en la playa bajo la luz de la luna, única compañía de almas solitarias. Ligeras sonrisas cuando el agua roza los dedos de los pies de la chica. Se divierte indiferente ante la mirada de un grupo de chavales que pasa a su lado. Sólo uno se fija en ella, mientras los otros tres se ríen de "esa loca", que tiene probablemente los ojos más bonitos de todo Málaga. Pero ella sigue sin pensar que el agua ya moja la parte baja de su vestido. Indiferencia, alegría, y esa chispa que cautiva los ojos de él.
Deshojar margaritas es algo que probablemente no funcione, pero confiar en las casualidades es algo bastante optimista.

sábado, 28 de enero de 2012

147.

Creía que te hacías echar de menos con esas miradas tímidas y esas sonrisas torcidas. Habíamos vivido tiempos mejores, en la ausencia de la compañía del otro, quiero decir. Éramos como dos discos de vinilo, con sus cajas, que se encontraban entre otros apilados, distanciados. Hasta que un día alguien quiso saber cómo tocaba Pink Floyd bajo el título de una película llamada More. Y acabamos metidos en un armario cuando nos olvidaron, pero nosotros no nos olvidábamos del otro, por desgracia. Cinco días, un largo adiós, y llegan los títulos de crédito. Donde cada vez que veía tu nombre se me trababa la voz. No entiendo cómo la gente que significa tanto se extingue en dos segundos. Uno, cuando lo dice, dos, cuando te mira por última vez. Y se corta mientras suena una trágica música de fondo y la lluvia arrecia. Una piel sensible, un corazón frío, y unas lágrimas de más que no se distinguen. Podría ser el final de cualquier película que no fuera esta.

Pero me volvió a tocar salir perdiendo. 18:55.

viernes, 27 de enero de 2012

146.

Haber creado agujeros negros en tu  mente, que tanto efecto surgieron que certeza desapareció dando paso a anonimato de dudas, de misterios, de realidades, y de rostros que dejaron identidades esparcidas y entremezcladas. Terjiversar conversaciones que probablemente nunca sucedieron en tu imaginación. Tarde o temprano cederás ante la inapelable e intermitente cuestión, que en verdad no es nada trascendental. Aunque esa es la situación, pensar que sí lo es, y comerte el coco ahora sí, ahora también.

Los problemas están para resolverlos, no para recordarlos.

jueves, 26 de enero de 2012

145.

Todos tenemos derecho a soñar. A no querer crecer, ni ser mayores un instante; o varios, en los que nos gustaría permanecer. Te agrada pensar que puedes volver al pasado, a sonreír por cualquier tontería incluso cuando no entendías lo que te decían. A pensar que después de todo, hay algo mejor. Querer un lugar en el que todo sea sencillo, y no haya nervios por tonterías, personas ausentes, y enemigos presentes. Ausencia de todo para ser el rey o reina de tu momento.
Para que, aunque no se cumpla lo que deseas, lo tengas más cerca, mínimamente real.

miércoles, 25 de enero de 2012

144.

Lo peor es que no veas lo sometida que estás.
Que te veas limitada y no puedas explotar.

martes, 24 de enero de 2012

143.

Luz blanca, brillante intensa. Ni frío, ni calor. Incomoda tanta perfección. Mentalmente ajena a lo que sucede alrededor. No necesito más que esto ahora mismo. Golpe de adrenalina, euforia, labios que se abren pero se ven tapados por tus manos. Sorpresas ansiadas que suceden, tardando, pero llegan. El momento exacto en el que tu día se pone como un camino llano, agradable, sorprendentemente confortable. Y la sensación permanece. Por suerte. No, en verdad no es por suerte.

Simplemente te merecías algo así.

lunes, 23 de enero de 2012

142.

Mom, listen, I haven’t been together with Topanga for 22 years, but we have been together for 16. That’s a lot longer than most couples have been together. I mean, when we were born, you told me that we used to take walks in our strollers together around the block. When we were two, we were best friends. I mean, I knew everything about this girl. I knew her favorite color, her favorite food. Then we became six, Eric made fun of me because it wasn’t cool to have a best friend that was a girl or even know a girl. So for the next seven years I threw dirt at her. I like to call those “the lost years”. Then when I was thirteen, mom, she put me up against my locker and she kissed me. I mean, she gave me my first kiss. She taught me how to dance. She always was talking about these crazy things and I never understood a word she said. All I understood was that she was the girl I sat up every night thinking about, and when I’m with her, I feel happy to be alive. Like I can do anything. Even talk to you like this. So that’s, that’s what I think is love, mom. When I’m better because she’s here.Cory Matthews, Boy Meets World

domingo, 22 de enero de 2012

141.

Monotema si hablamos de seguridad. Sensación frío si rozamos el rocío con los dedos. Pues con esto es lo mismo; sabemos lo que nos espera, y sin embargo, lo hacemos. No nos importa lo que piensen aquellos, sólo lo que podamos pensar nosotros. Aunque en tu caso seguía siendo distinto.

¿Sabes? Una vez alguien dijo que aquellas cosas que odiamos ahora, son las que más echaremos de menos cuando no estén.
Lo estoy empezando a comprobar.

viernes, 20 de enero de 2012

140.

Enséñame cómo mentir, párate en la línea, describe el sentimiento. Con doscientos kilómetros atrás, otros doscientos nos quedan aún. Que no te ilumine ninguna luz, sólo eres tú. Espera a que salga el día del ritmo de tu noche, y no tengas noticias, pues no me quiero enterar. Entre los ojos, un reto más, mira mis sueños iluminados. Doscientas mentiras has contado, bastantes más te quedar por contar.

miércoles, 18 de enero de 2012

139.

Y aunque en un primer momento te dejas llevar, luego te arrepientes de verdad. Porque, ¿a cuántas habrá prometido las mismas cosas?
Que mirándole te sientas en las nubes, y escribas semejantes empalagoserías en una agenda que casi sabe lo que sientes mejor que tú. No pido un superhéroe. No pido a Batman, no pido a Superman, ni a Green Lantern. No quiero un Claudio, un Romeo, un Luca, un Peeta, un Diego, o un Tate. No te pido que seques esas lágrimas; sólo que no las hagas aparecer. No pido que seas perfecto, ni que lo intentes. No pido que me digas "te quiero" constantemente. Sólo cuando quieras recordármelo. No quiero que me sorprendas, sólo que dejes que fluya. No quiero ser lo primero en tu vida. Me basta con estar presente. Pero sobretodo, no quiero que mientas. Quiero que digas tu verdad. Aunque duela.

Porque,  no nos engañemos, suele doler.


--
(Y entonces Bi dejó que otra persona publicara también en su blog)

domingo, 15 de enero de 2012

137.

Ponemos ejemplos porque preferimos no decir que es nuestro caso. Alguien dijo aquello de: "Caminante no hay camino, se hace el camino al andar", pero el mío está lleno de baches, y se me hace arduo el continuar. Sé tu propio héroe, no pienses que llegará alguien con una capa, y te llevará volando al cielo. Bueno, lo segundo a lo mejor lo consigue. Pero tienes que ser fuerte, no dejar que te impidan serlo.

Y ríete de quien te diga lo contrario.

viernes, 13 de enero de 2012

136.

Y un nuevo momento, clichés, manías y virtudes.
Mañana llueve en mi, pero no fuera. Te aviso de que hace frío, pero podemos encontrar calor. Que no sois los reyes, pero por mi como si lo fuerais. Que los "tengo ganas de ti" están muy vistos, y se empiezan a quedar cortos. Que le sobran horas de día a estas noches, y mañana puedo sorprenderme al ver que no estás. Tendemos a callar más, a hablar menos. Pero es otro dato que no te resulta trascendental.

miércoles, 11 de enero de 2012

135.

Enumerar sensaciones que te produce esa mirada, y ceder al ver que el número aproximado es un ocho tumbado. Esa ilusión fallida que no es comparable al "mal sabor de boca" posterior. Pasar de ilusión a ilusa. Porque hay caricias que sientes como magma deslizándose por tu mejilla. Él te da un calor que cuando te quitan sólo hay frío e infinitas palabras que no tuviste tiempo de decir, porque él buscaba tu piel con su mano bajo tu camisa. Y claro, entonces faltó conciencia, y sobró ropa. Días después, se conserva la ausencia, y se evocan los recuerdos. Y la vida no tiene botón de "reiniciar" como los videojuegos. Si lo fuera, la comisura de sus labios no tendería a inclinarse hacia abajo, y esos surcos húmedos de sus pómulos estarían secos. O tensos, por la presencia de esa sonrisa perdida.

martes, 10 de enero de 2012

lunes, 9 de enero de 2012

133.

Calculando tiempos infinitos. Mil silencios que se llenan con miradas. Bien, mal, peor, horrible. Afrontar no quiere decir superar; y eso es lo peor, volver a intentarlo, volver a fallar. Intentar darle mil vueltas, siempre se te resistirá. Mi vida está llena de fallos; uno de ellos es cada vez que hablo, porque lo estropeo, y con una frase acabo con todo.

jueves, 5 de enero de 2012

131.

Hay veces en las que no sabes cómo explicarte. O, más bien, te entiendes a ti mismo, pero lo que sientes no sabes cómo transmitírselo a los demás. Ya que por dentro es un completo caos. Por eso, cuando las personas en las que más confías hacen la pregunta, lo meditas demasiado. Cuando, en realidad, sólo tienes que hablar, y dejar que fluya sólo, porque aunque resulte complejo, ellos van a entender qué es lo que intentas decir, y te resulta casi imposible confesar. El problema llega cuando te faltan esas personas.

miércoles, 4 de enero de 2012

130.

Yo prefiero ver los truenos y oír los rayos;  tocar la luz del sol, gustar el galán de noche y oler la música que sale de mis cascos. No, nunca fui normal. Prefiero saltar la valla a quedarme mirando cuán alta es,decir lo que pienso a envenenarme callando, correr a pensar en la pereza, echar de menos a decircuánto lo hago, recordar a revivir, hacer a no hacer y arrepentirme, caer borde a tragar lo que no me gusta escuchar, sonreír irónicamente a insultar, cantar las partes de la canción que me gustan más alto a mantener el tono monótono, leerme un libro que me gusta en un día a repartirlo por pena a que se acabe,contar la síntesis a dosificar la información, exigirme a conformarme, el azul al amarillo, contar sentimientos a medias a hablar de ellos del todo, las comedias a los dramas, las palabras sangrantesa las de caramelo de vainilla, un mensaje breve y conciso a una llamada, bucear a nadar, una barbacoa a una comida, una palabra de mi abuela a cinco de mi madre, por las noches actuar a pensar y por el día viceversa, enervarme a mantenerme en estado vegetal, un perro a un gato y un león a un oso, apreciar a querer, tener picardía a tener zorrería, aprender a quedarme ignorante, hacer a pedirlo, pensar en por qué a recriminar, alegrarme de los progresos ajenos a envidiar y preocuparme por mi vida a hacerlo de la de los demás.


De aquí. Merece muy mucho la pena.

martes, 3 de enero de 2012

129.

Hoy le he visto, después de 79 días. Y me he dado cuenta de que me gusta. Me gusta verle sonreír, y que no se dé cuenta de mi presencia. De que esté, siempre, y que yo no le necesite tanto como pensaba.

lunes, 2 de enero de 2012

128.

Tenemos dos opciones:
Hablar sobre lo que nunca pasará, o empezar a cambiar las cosas.



Si no, siempre podemos improvisar.

domingo, 1 de enero de 2012

127.

Ocultando sonrisas y no queriendo mostrar sentimientos. Hay más cosas malas que buenas en estos momentos. Un mes te parece un siglo. Y un dolor físico una caricia comparado con el interior. Pero siguen siendo las dos de la mañana, y tu moral aumenta mientras disminuye el champán de tu copa. No deja de ser 2012 aunque no te importaría que no hubiera finales cada 365 días. Por suerte este es bisiesto, y tenemos 24 horas de más para intentar enmendar lo que ya no tiene remedio, ni cura. Por intentarlo, sólo perdemos un tiempo que hasta ahora ya habíamos malgastado.

Feliz 2012 a todos.